TU PRAKRUTI ESTÁ CONECTADO CON TU PROPÓSITO DE VIDA – DHARMA

Según el Ayurveda, Purusha y Prakriti o Prakruti son los orígenes del universo y son energías potenciales que nos ayudan a comprender el propósito de nuestra alma en la vida.

Purusha es la conciencia pura y la única fuente a alcanzarla, es el Ser. Mientras que el Prakriti es la condición, estado natural u original de cualquier cosa que se encuentre en toda la creación.

En la filosofía Sankhya, una de las seis escuelas de la filosofía hindú (6000 años antes de Cristo), cuando Purusha se fusionó con el Prakriti, se formó el universo tal como lo conocemos. Se creó la materia física que impulsó la necesidad de un sentido de separación, necesario para tener la experiencia individual en la tierra. Según Sankhya, este es el aspecto de la creación responsable de nuestra ignorancia. Cuando nos percibimos a nosotros mismos a través de esta separación individual, perdemos el conocimiento de quiénes somos, de nuestra esencia con la que originalmente vinimos a experimentar esta vida terrenal.

Dharmachakra (sánscrito: धर्मचक्र; Pali: dhammacakka) o rueda del dharma es un símbolo generalizado utilizado en religiones indias como el hinduismo, el jainismo y especialmente el budismo.

Curiosamente, cuando miramos las filosofías de occidente hablando de esta esencia (hace doscientos años), muchos la denominan el ego o patrones condicionados. Además, mencionan que la propia conciencia incondicionada emana la verdadera felicidad y la alegría del Ser. Es decir, oriente y occidente confluyen en mismo resultado, que será un tema muy interesante para escribirlo en un futuro artículo.

Existen además elementos aparentemente místicos e intangibles del Dharma. El universo siempre nos muestra diferentes caminos, pero con objetivos similares.

En lo que nos concierne ahora y reflexionando, vemos que el Prakriti nos permite abrazar nuestro camino y propósito de vida único, nuestro Dharma. En mi caso, la energía de Pitta ha sido la que me empuja y me lleva adelante para lograr las metas que me propongo. Sin embargo, tiendo a ser un poco obsesionada con el trabajo y no paro hasta que obtengo los resultados.

Además, tengo la energía de Vata para poder comunicarme, a veces con impaciencia e intensidad. Siempre creo en el juego limpio y si veo “injusticia” en alguna parte, puedo tender a sentir ira, realzando mi energía Pitta.

Sin embargo, mi parte Pitta me ha ayudado a dedicarme a mi propio desarrollo personal. Sin embargo, cuando las cosas no salen según lo planeado, tiendo a estresarme y a llenarme de ansiedad.

Como Vata, me encanta crear nuevos proyectos y como Pitta a implementarlos, lo que ha sido parte de mi vida diaria. ¡Me encantan los desafíos!

Suelo buscar adentrarme en la naturaleza, sin embargo, no busco ir a nevados para evitar el frío, pues agravaría mi Vata.

Existen además elementos aparentemente místicos e intangibles del Dharma. El universo siempre nos muestra diferentes caminos, pero con objetivos similares. Por ejemplo, tuve la oportunidad de trabajar en diferentes labores humanitarias y con comunidades rurales pobres; y ahora desde hace seis años, he estado explorando cómo ayudar a las personas a encontrar su equilibrio de una forma natural. Las motivaciones han sido las mismas, pero en contextos diferentes.

Ahora es tu turno de reflexionar cómo tu Prakruti está conectado con tu Dharma.

¡Hasta pronto y recuerda que tú eres tu propio sanador/a!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s